Comer sin miedo (y sin tonterías)


Cuando una persona como JM Mulet, con la que te une una cierta amistad, y has compartido mesa y mantel en bodas y eventos varios te regala “Comer sin miedo” para que le hagas una crítica uno puede llegar a pensar que tu crítica va a estar muy sesgada hacia lo favorable pero justo por eso me permito señalarle los fallos. Anda que no le he criticado las veces que se pasa fijándose en el dedo de Greenpeace que señala la Luna o el capítulo de las energía renovables en el “Los productos naturales, ¡vaya timo!”

Le tengo en e-book. Esto  es para prestarlo mejor.

Lo tengo en e-book. Esto es solo para prestarlo mejor.

“Comer sin miedo” me ha parecido un libro tan imprescindible como “Los productos naturales” pero mucho mejor escrito. Se podrá estar de acuerdo o no con Mulet y su forma socarrona de enfocar o presentar los datos pero son difícilmente rebatibles cuando enlaza estudios y metaestudios que respaldan sus afirmaciones. Y estudios sólidos, no traídos de los pelos. Todo esto aderezado con bromas y chascarrillos que hacen la lectura muy amena.

Los capítulos en los que explica los procesos químicos de la cocina y que todo lo que comemos es química, usando para ello el cocido y la paella, son un ejemplo de buena divulgación científica, de esa que debería poder entender hasta vuestra abuela.

El desmonte que realiza de los mitos de la agricultura ecológica, las leyendas urbanas sobre la comida y la dietas milagro desnuda por completo a aquellos que no admiten el método científico como forma de entender el mundo y/o se aprovechan de ello para vender sus pociones mágicas.

Me ha parecido muy curioso que dedique un capítulo a las dietas filosóficas y religiosas porque realmente no tenía ni idea de que existía gente intentando justificar la existencia de lo kosher y lo halal desde argumentos supuestamente científicos.

Un libro más que recomendable para aquellos que tengan dudas y miedos sobre la alimentación y que dará muchos argumentos para rebatir esas cadenas de Whatsapp y esos post en los muros de Facebook de los amigos.