EPI, un índice en el que estamos bien


La EPA es un desastre, el PIB mejor no mirarlo pero hay un índice en el que al parecer no nos va nada mal: el EPI.

EPI son las siglas de “Enviromental Performance Index” (“Índice de desempeño mediioambiental”) y es un índice desarrollado por la Universidad de Yale que puntúa a los países en 9 áreas y 20 indicadores distintos: mortalidad infantil, calidad del aire, calidad del agua… Los datos se estandarizan del 0 al 100 en virtud de diversos objetivos ideales.

Los parámetros evaluados en el EPI

Los parámetros evaluados en el EPI

España, con una puntuación de 79,79 sobre 100, se sitúa en el séptimo lugar de los 178 países estudiados. Tenemos altas puntuaciones en mortalidad infantil, acceso a agua e higiene, recursos hídricos y, sorprendentemente, en calidad de aire.

Si tenemos continuamente en los medios noticias sobre los desastres ambientales de este país, ¿dónde está el truco? El truco está en que lo que mide el EPI son las políticas ambientales y su capacidad para alcanzar los objetivos establecidos. También influye que tenemos un gran sesgo de percepción hacia lo negativo y asociamos medioambiente con lo verde.

Habida cuenta de que las posiciones de España han sido 23º (2006), 30º (2008), 25º (2010), 32º (2012) y 7º no sé muy bien que pensar de este índice y su fiabilidad. Solo me queda clara una cosa: la salud ambiental es más determinante que la de los ecosistemas.

Si queréis bucear por todo el EPI tened cuidado que son muchos, muchos datos.

Me lo pasó Pablo Rodríguez @yondemon