El apagón de WWF no es el de FACUA.


Hay quien compara el apagón de hoy promovido por FACUA con “La hora del Planeta”. Y yo digo que ni de coña.

El apagón de  WWF, llamado “La hora del Planeta”, del que ya se ha hablado mucho en este blog, es un acto simbólico mundial cuyo objetivo es llamar la atención y que está básicamente enfocado a promover el cambio de hábitos cotidianos, como cualquiera que se pase por su web puede comprobar fácilmente. Que no digo yo que, si todos somos buenos y protestones no la liemos parda provocando caídas de la red y que sería mejor protestar de otra forma ya que esta produce un plus de contaminación, pero el objetivo de WWF no es tanto que apaguemos la luz de casa como que conozcamos la campaña y realmente ahorremos energía el resto de año.

El apagón promovido por FACUA, #Apagón30D, es un acto también simbólico que, además de tener los mismos problemas que “La Hora del Planeta”, peca de ser perfectamente inútil. No supone ninguna amenaza para nadie, no molesta a nadie (es más, les hace ganar dinero a aquellos contra los que protesta) y no va a tener repercusión más que en la casa de cada uno.

Saldré a la calle a manifestarme, ejerceré la forma de protesta más efectiva, que es meter mi voto en una urna (porque, como dijo @Rinze, soy tan apolítico que me gusta que las señoras del barrio de Salamanca decidan por mí) pero yo hoy no apago la luz. Sé que la mejor forma de que pierdan dinero la eléctricas es esta o, mejor aún, esta otra y las ejerzo o ejerceré siempre sin necesidad de paripes de apagones que son puro “postureo”.