De farra con Gaia 1


“Dios creó las tiendas bio para que cualquiera pudiera pegar su chorrada en un tablón.”

Jose A. Pérez dixit

Entre los múltiples motivos que se pueden argumentar para conservar la naturaleza existe uno que es el principio ético: no somos más que una parte integrante, no somos superiores, y no tenemos derecho a destruirla. Dentro de este principio podríamos integrar los motivos espirituales-religiosos: no debemos destruirla porque es la obra de un gran dios omnipotente, de Manitú o del gran Yuyu Sobre La Montaña. Estos motivos espirituales son completamente respetables y lícitos mientras se queden en eso, motivaciones. Mas allá, la cosa se desmadra.

De la mano de la conexión Naturaleza-Espiritualidad vino la contracultura hippie, que no es mala en si misma pero ha sido tergirversada en el “Si es alternativo, es bueno (o es cierto)”. Y así, se llega al punto de que cualquier explicación pseudocientífica es aceptada por el simple hecho de ir contra el sistema y muchas veces contra el sistema de evidencia científica.

Un paseo por las ferias de consumo ecológico te puede deparar más de una sorpresa (como ya hemos denunciado en este y otros blogs) debido a que la conexión espiritual y la comunión con Gaia sirve de puerta de entrada a todo tipo de prácticas pseudocientíficas que se introducen en las mentes demasiado abiertas.

He visto cosas que no creeríais: acupuntura para animales en centros de recuperación de fauna, cursos de leer al alma de un animal por sus huellas, cultivo vibracional de horticultura consciente para equilibrar las energía sutiles, vitalizadores de agua por vibraciones de amor en conos y dodecaedros… En fin, como diría Fernando Frías: “Que no me lo estoy inventando, que esto es verdad.”

Lo que más me cabrea de todo esto es que los charlatanes del siglo XXI se mezclan con gente que, de buena voluntad, quieren aportar su granito de arena por un mundo más sostenible.

Y un daño colateral terrible es la suspensión del pensamiento crítico en parte de la profesión. Estoy en un grupo de ambientólogos de Facebook donde en las últimas semana se han compartido, para atacar a los transgénicos, post de blogs que dicen que el Papa es masón, que Samsung quiere controlar nuestra mente o que la quimioterapia es lo que provoca el cáncer. Yo cogería con pinzas lo que digan esos blogs pero para algunos parecen verdad revelada.

Está bien sentirse en comunión con Gaia pero irse de farra con ella es pasarse un poco.


  • Arantzazu Blanco

    Para mi lo peor que esa gente que me lo envió trabajaba en ciencia, incluso en el CSIC.