Derechos animales: tu mascota no los tiene 42


Ayer, la intervención del diputado Toni Cantó sobre los derechos animales y la admisión o no a debate  de la ILP (este punto es importante ya que no se entra en el contenido de la misma) para considerar la tauromaquia un Bien de Interés Cultural, suscitó mucha polémica.

Considero que el argumentario era confuso pero en el fondo Cantó lleva razón: los animales, actualmente, no tienen derecho a la vida. No existe nada como los “derechos animales”  -salvo la edulcorada declaración de Londres (PDF 41 KB)-, nunca se los hemos reconocido a los seres irracionales que serían incapaces de asumir los deberes que estos conllevan. No pueden firmar un “contrato social” para adquirirlos. Pero es que ni siquiera los necesitan (en inglés), ya que somos nosotros los que tenemos el deber ético de tratarlos bien y en virtud a ello regular sus condiciones de vida para que sufran lo menos posible. Cuando maltratamos a un animal somos nosotros los que vulneramos nuestros principios morales.

Si, actualmente, estuvieran reconocidos estos derechos animales, sobre todo derecho a la vida, y acotaré este derecho a los que está demostrado que fisiológicamente sufren (por cierto, las plantas también lo hacen), muchas situaciones estarían supeditadas a estos derechos:

  • Estaría prohibido comerlos.
  • Las perreras no podrían sacrificar aquellos animales de los que no pudieran hacerse cargo. A la larga crearían un problema social y de salud.
  • No podríamos construir infraestructuras en previsión de que, una vez en funcionamiento, algún animal muriera. Ellos no puede tomar medidas de seguridad por si mismos.
  • No habría experimentación animal. Y acabaríamos de un plumazo con todo el avance que ello supone.  
  • Sería enormemente complicado actuar contra las especies invasoras. Podríamos provocar un problema de desequilibrio ecológico pero no estaríamos capacitados para resolverlo si la única forma de hacerlo fuera matar a los individuos que lo causan.

¿Debemos reconocer estos derechos a los animales? Obviamente, vistas las situaciones absurdas a las que nos llevarían, lo dudo mucho. ¿Dónde ponemos el límite de animales con y sin derecho a la vida? Ese es otro debate del que hay gente que sabe mucho más que yo pero considero que, de extenderse a todos los animales, nos llevaría a situaciones que rozarían el surrealismo.

Es posible que dentro de dos siglos esta entrada sea un claro ejemplo de postura “antianimalista”, de lo bárbaros que éramos en el siglo XXI, al nivel de aquellos que, hace siglos, consideraban a los negros y a los indios como animales pero yo soy un hombre de mi tiempo, estas son las circunstancias en las que vivo y las pruebas de las que dispongo.

Imagen destacada de Ofrockwood bajo licencia CC, vía Wikimedia Commons y dedicada a Fer Frías que de derecho sabe mucho más que yo.


  • Jiraiya Goketsu

    Parece que se está mezclando intencionadamente el derecho escrito y protegido por leyes, al derecho moral de que los animales no mueran bajo torturas.

    La tauromaquía no entra en esos supuestos de sacrificio por alimentación, pruebas médicas, etc…

    El problema de la tauromaquia es que no produce sufrimiento al animal de manera secundaria inherente a la actividad que se pretende (como mataderos) sino que su misión última es la tortura del animal.

    Por eso, muchos estamos en contra de la tauromaquía y seguimos comiendo carne o usando materiales derivados de animales. Una cosa no invalida la otra.

    También reclamamos mejoras del bienestar animal en las instalaciones ganaderas. Que el sufrimiento sea el menos posible y que se eviten prácticas como la producción del paté/foia a base de enfermar a un animal.

    Igual que hemos puesto un límite a los animales para que no tengan derecho a la vida, pongamos un límite para que los animales no sufran torturas o fuertes padecimientos.

    • Es algo que no quise aclarar explicitamente por no ponerme la venda antes que la herida pero lo expongo al final del segundo parrafo.

      Somos nosotros los que debemos velar para que los animales vivan en las mejores condiciones posibles, por eso repudio al tauromaquia, la caza furtiva, que se mantengan las condiciones adecuadas en los mataderos… pero eso no hace que los animales tengan derecho a la vida. Nos llevaría a situaciones absurdas.

    • Igual que hemos puesto un límite a los animales para que no tengan derecho a la vida, pongamos un límite para que los animales no sufran torturas o fuertes padecimientos.

      Creo que estás planteando la cuestión justamente al revés. No hemos puesto límite a los animales para que no tengan derecho a la vida, simplemente hemos construido un concepto (el de “derecho”) que es eminentemente humano y que por tanto aplicamos a los seres humanos.

      Yo comprendo que hablar de derechos de los animales, y en particular del derecho a la vida, ahorra muchos esfuerzos mentales a la hora de argumentar: al decir que tienen derechos damos a entender que no nos queda más remedio que reconocerlos, y que conculcarlos es una especie de pecado contra el orden no sé si natural, divino o ambos. Y ya no hay más que discutir.

      Pero es que en realidad no existen esas Tablas de la Ley que expliquen que los animales tienen derecho a la vida (con su correspondiente asterisco para indicar que el cordero deja de tenerlo si quien lo mata es un lobo para comérselo, por ejemplo, o que los conejos sí que lo tienen pero los piojos no, y el virus de la viruela ya ni te cuento). Ese argumento, además de ser insostenible (como explica la entrada) e innecesario (como cuenta, por ejemplo, el enlace que incluye Txema en el texto) es sencillamente falaz.

      • Ce Ese

        Y a qué tipo de falacia corresponde? 🙂

        (He respondido más arriba a todo esto en otro comentario).

        • A una petición de principio. Toda la argumentación posterior se basa en la suposición de que los animales tienen derechos, pero nunca se demuestra si esa suposición es correcta.

  • En cuanto a lo de “lo bárbaros que éramos en el siglo XXI”, espero que algún día ése sea el pensamiento 🙂

    Muchas veces las cuestiones éticas (como las religiosas o culturales) van de la mano de la adaptación al medio y los recursos (al respecto podemos leer “De caníbales y reyes”, de Marvin Harris). Creo que comerse a un animal se considerará generalizadamente una salvajada cuando se haya desarrollado la técnica que permita crear carne sin vida en los laboratorios en grandes cantidades para consumo, pero no antes.

    • Por eso también añado que “soy hombre de mi tiempo y mis circunstancias”. 😉

  • Conceder derechos, siempre conlleva la adquisición de deberes. No se de donde sacas lo contrario.

    • Ce Ese

      Conceder derechos a niños, discapacitados mentales, ancianos demenciados, personas en coma o a las generaciones del futuro (a lo que va encaminado las medidas ecologistas en el fondo) supone conceder derechos sin adquisición de deberes. Hay una asimetría que no está contemplada por el contractualismo. En contractualismo es una buena teoría para unas cosas pero no para todo. Y esto es, precisamente, una debilidad.

  • Gracias.

  • Me centré en el derecho a la vida pero sí, ese es otro absurdo.

  • Tomás

    Este artículo no tiene ni pies ni cabeza; es completamente absurdo y plantea algunas dudas sobre él mismo autor:

    – ¿El autor firmó al nacer algún “contrato social” que le otorgue derechos?
    – En la mayoría de lasa perreras no se sacrifica a los animales y no supone ningún problema de salud ni social.
    – Por el mismo motivo, no deberían construirse infraestructuras en previsión de que, una vez en funcionamiento, algún ser humano muriera.

    – Los que respetamos a los animales estamos en contra de la experimentación y en la actualidad hay múltiples vías de investigación que descartan la experimentación con animales y llegan a los mismos resultados.
    – Afirmar que el control de especies invasoras sólo es factible con su muerte es la demostración de su completa ignorancia sobre ecología.

    Lo dicho: subrrealismo, desinformación y demagogia. Eso es este artículo.

    • El autor de este post tiene serías dudas sobre la capacidad de leer los párrafos hasta el final del autor del comentario :

      – ¿El autor firmó al nacer algún “contrato social” que le otorgue derechos?

      Ok. Los derechos de los recién nacidos, de la gente en coma o de los discapacitados psíquicos se otorgan por intraespecifidad. Yo no lo firmé pero mis progenitores sí.

      – En la mayoría de lasa perreras no se sacrifica a los animales y no supone ningún problema de salud ni social.

      Pero sacrificar animales como última opción no es un delito, ergo su derecho a la vida no está reconocido actualmente. Otra cosa es que sea algo a evitar con castraciones e información responsable pero en el caso extremo se puede hacer respetando nuestro deber de no hacerlos sufrir gratuitamente.

      – Por el mismo motivo, no deberían construirse infraestructuras en previsión de que, una vez en funcionamiento, algún ser humano muriera.

      ¿Y la parte de “Los animales no pueden tomar medidas de seguridad por si mismo”? Los humanos somos capaces de tomar acciones para autoprotegernos, los animales no. Ponemos barreras para evitarlo pero con un solo animal que muera esa infraestructura quedaría en entredicho.

      – Los que respetamos a los animales estamos en contra de la experimentación y en la actualidad hay múltiples vías de investigación que descartan la experimentación con animales y llegan a los mismos resultados.

      Falso. Las medidas alternativas en muchos estudios, por ejemplo de vacunas, no dan los mismos resultados que la experimentación in vivo.

      La experimentación animal es una de las cosas más legisladas del mundo precisamente para evitar sufrimientos innecesarios y que obliga a utilizar las medidas alternativas cuando estas den resultados análogos.

      – Afirmar que el control de especies invasoras sólo es factible con su muerte es la demostración de su completa ignorancia sobre ecología.

      Como antes, la parte de “si la única forma de hacerlo fuera” te la saltas. Por cierto, de ecología bien, gracias. Aprendí con uno de los mejores ecólogos de este país que me dijo que, antes que ecologista, era ambientólogo y que el “logos” del final significa algo.

  • Ce Ese

    Um,
    primera contradicción de la postura de Toni Cantó: Dice que su capacidad de sufrir nos obligaría a tratarlos bien pero que el maltrato no es un atentado ético ni viola ninguna obligación. ¿En qué quedamos?

    No
    comerlos: no es absurdo. Será más difícil, más complicado, más
    aburrido. Pero no absurdo. 2: No, las perreras no podrían sacrificar y
    eso tampoco es absurdo. Es más, si la gente hiciese adopción
    responsable, y castrara a los animales no haría falta que
    las perreras sacrificasen. Hay infinidad de protectoras que no
    sacrifican. No es absurdo. 3: las infraestructuras se pueden construir
    con medidas de seguridad incluídas. Por ejemplo, en las carreteras
    puedes poner barreras químicas o físicas para evitar que los animales
    pasen. En los países del norte se hace y no es absurdo. En cualquier
    caso el problema es exactamente el mismo que tienes con los humanos. Y
    los humanos sí tienen derechos, pero sin embargo se te puede cruzar un
    humano en la carretera y atropellarle. Sin duda el tema de la
    experimentación es más complicado. Yo no llamaría “absurdas” a las
    consecuencias. Simplemente peores para los seres humanos o para el
    desarrollo científico. Pero no es absurdo. Desde un punto de vista ético
    es mucho mejor no estar instrumentalizando a los animales. Es un tema
    complicado, desde luego, que hay que tratar de minimizar el sufrimiento.
    Pero conste que aquí opto por la opción instrumentalizadora porque creo
    que se maximiza el bienestar general de hacerlo, puesto que las
    consecuencias de un experimento pueden suponer aliviar de mucho
    sufrimiento para el mundo. Lo de que se haga con animales y no con
    humanos es claramente especista y estoy siendo incoherente al defender
    que creo que es mejor con animales que con humanos. Sobre el tema del
    desequilibrio ecológico no tengo suficiente información así que no me
    pronuncio, pero… no hay otras formas de hacerlo como introducir más
    del predador superior hasta que se reajusten o esterilizar de alguna
    forma?

    • El debate hay que ponerlo en el contexto de que muchos (no precisamente animalistas) atacaron a Cantó defendiendo que, actualmente, los animales tienen derecho reconocido a la vida y yo expongo que si eso fuera ciertos, esas situaciones no podrían darse.

      En una infraestructura las barreras se ponen para minimizar el impacto. Nosotros podemos autoprotegernos (ir más despacio, luces antiniebla, línea de vida, saber por donde cruzar) pero los animales no. El animal no sabe que 50 metros más allá tiene un paso seguro.

      Ojalá no se tenga que experimentar con animales pero para eso aún queda mucho. Lo que defiendo fervientemente es el trato ético a los animales de laboratorio y que se usen las técnicas alternativas en cuanto los resultados sean equivalentes.

      En cuanto a las invasoras: un animal se convierte en invasor, entre otras cosas, por la ausencia de un predador. Si los animales tuvieran derecho a la vida ¿podríamos introducir el predador para acabar con él? Además, fíjate que lo digo si esa fuera la única opción. Y de invasores sé un poco. 🙂

      • Ce Ese

        Por seguir con distinciones éticas: estás apelando a la diferencia entre acción y omisión. Me explico: no es lo mismo matar a un animal que dejar morir, y esa distinción haces al final. Casi todo el mundo está de acuerdo en que tenemos una obligación fuerte de no matar a los demás pero no está tan claro que la tengamos igual de fuerte de no dejar morir a los demás. Simplemente porque tengamos la obligación de no matarles los demás ya tienen derecho a la vida. Lo mismo ocurriría con los animales.

        La cuestión es: en qué basas que respecto de los animales SOLO haya que evita su muerte inutil e innecesaria? Aquí, si seguimos esta postura se apela al contractualismo, pero el contractualismo tiene fallos. Entre otras cosas que supone un estado de naturaleza en el que quienes entran al contrato son libres e iguales. Y tienen vida, porque sino no podrían contratar. Y de algún modo la vida y la libertad son derechos previos al contrato, aunque los contractualistas digan que emergen del contrato. Es decir, que los humanos tendrían derecho a la libertad y a la vida previos al contrato (independientemente de su racionalidad). Si es así, por qué los animales no?

        Y otro problema que tiene lo que dice Cantó es esa contradicción flagrante de decir que maltratar no es atentado ético y al mismo tiempo que tenemos la obligación de no maltratar. Si tenemos la obligación entonces no les podemos maltratar y tienen derecho a no ser maltratados. No hay medias tintas.

  • Ce Ese

    Mi pareja tiene derecho a la libertad y resulta que vive conmigo… mis hijos también… :O

    Lo del filete y el pescado… sin duda. So what?

    • Tu pareja puede elegir si quiere vivir contigo o no, pero tu mascota no creo que pueda pronunciarse al respecto. Tus hijos tienen derecho pero están restringido por tu patria potestad. So what?

  • Auri

    Vaya que pena no podríamos comerlos, las perreras no podrían sacrificar y se acabaría con la experimentación animal…. no me puedo imaginar algo peor!!. Mira pues justo eso es por lo que lucha el movimiento por los derechos de los animales. Podrías informarte mejor y ampliar el artículo exponiendo todas las alternativas que existen a la alimentación y experimentación con animales. Y así mismo exponer las medidas que se pueden tomar para actuar contra el abandono animal y el trafico de especies. Si es que los ambientalistas especistas es lo que tenéis …

    • Esto viene del debate suscitado por Cantó. Mucha gente (no precisamente los de igualdad animal) se ha lanzado a decir que los animales tienen derecho reconocido a la vida actualmente sin pensar que, si eso fuera cierto, esas situaciones se darían ahora mismo.

      Conozco vuestra postura de igualdad animal, las respeto en la medida en la que no digais tonterías pero no las comparto lo más mínimo.

  • Y los animales que se alimentan de otros animales, eso cómo sería? Unos con más derechos que otros? Todos vegetarianos? Y las plantas, no tienen derechos?……. Genial y muy inteligente artículo Txema.

    • El nivel al que se deberían extender los derechos de los animales es un debate tremendo y largo. Si lo extendemos a todos sin distinción no podríamos movernos ni respirar. Sería surrealista.

      • La filosofía de los derechos para los animales se basa principalmente en nuestras similitudes fundamentales con los otros animales. En este punto, los humanos deberíamos ser un poco más “humildes” (si es la expresión correcta) y desterrar de una vez por todas esa pretensión religiosa de que somos diferentes y superiores. Por supuesto que somos diferentes, cada animal es diferente a otro y mientras más complejo sea más única es su personalidad, esto lo compartimos con la gran parte de los mamíferos.

        Bajo nuestros códigos morales, todos entendemos que cada humano debe ser tratado con respeto (al menos en un sentido teórico nadie pone en duda esto, aunque en la realidad sea una ligera tendencia a ello), respetando sus intereses básicos. No hay motivo para no extender este respeto hacia el resto de los animales. Las consecuencias de esto son varias, y la gran parte está a nuestro alcance. Quizá el ámbito más controversial sea la experimentación en animales con fines médicos (que es una pequeña parte de la experimentación con animales) y tal vez esto requiera de una excepción, pero en verdad no podría opinar todavía. En lo demás, ya podemos hacer mucho de forma individual. Cuando haya demanda y veamos cuán estable resulta, habrá nuevas leyes.

        • Veo que no me he debido explicar muy bien en el post: el hombre extiende ese respeto al resto de los animales, creando una serie de deberes para con ellos. Lo que no hace es otorgarle derechos.

          No tiene nada de religioso. El Derecho es un invento humano para poder aplicarlo a los humanos. No hay que buscarle tres pies al gato.

  • -“los animales, actualmente, no tienen derecho a la vida” ->

    FALSO: Ley 1 /1990 de 1 febrero, de protección de los animales domésticos.

    -“está demostrado que fisiológicamente sufren (por cierto, las plantas también lo hacen)”->FALSO: las plantas no tienen sistema nervioso (El sufrimiento es la sensación motivada por cualquier condición que someta a un sistema nervioso al desgaste).

    -” ni siquiera los necesitan, ya que somos nosotros los que tenemos el deber ético de tratarlos bien”->FALSO. Citando a Rousseau «Según mis viejas ideas, el gran problema de la política, que yo comparo al de la cuadratura del círculo en geometría, es encontrar una forma de gobierno que coloque la ley por encima del hombre» .

    Y así todo el artículo…

    • FALSO: Ley 1 /1990 de 1 febrero, de protección de los animales domésticos.

      Muy típico citar algo que no te da razón. Esa ley no habla de los derechos de los animales sino de nuestras obligaciones para con ellos (y solo es de aplicación en Madrid).

      -“está demostrado que fisiológicamente sufren (por cierto, las plantas también lo hacen)”->FALSO: las plantas no tienen sistema nervioso (El sufrimiento es la sensación motivada por cualquier condición que someta a un sistema nervioso al desgaste).

      Las plantas son capaces de reaccionar a los estímulos externos, por ejemplo, las acacias africanas se avisan unas a otras cuando son depredadas para emitir compuestos tóxicos.

      -” ni siquiera los necesitan, ya que somos nosotros los que tenemos el deber ético de tratarlos bien”->FALSO. Citando a Rousseau «Según mis viejas ideas, el gran problema de la política, que yo comparo al de la cuadratura del círculo en geometría, es encontrar una forma de gobierno que coloque la ley por encima del hombre» .

      Tu no te has leido el enlace que está en ese texto, ¿no?

      Por cierto muy maduro eso de atacarme en Twitter y bloquearme. Como el derecho a replica te lo pasas por el forro es el último comentario que te admito aquí sin aprobación previa. Esta es mi casa y las normas son las mías.

    • Cosmos

      Puedes decir tu opinión, incluso criticar, sin insultar. Mira que lo mismo hasta estaba de acuerdo contigo en lo que decías hasta que he leído lo que has puesto en twitter!!!

      Aquí somos casi 20 personas que han currao con el autor de este post y aquí no tenemos nada de público y te aseguro que no “chupamos del bote”. Y tener una beca tampoco es chupar del bote. Es que te has metido hasta con que es murciano! Se te ha ido un poco!!!

    • -“los animales, actualmente, no tienen derecho a la vida” ->

      FALSO: Ley 1 /1990 de 1 febrero, de protección de los animales domésticos.

      Año y medio antes la misma Comunidad de Madrid aprobó la Ley 10/1998, de 9 de julio, de Patrimonio Histórico. ¿Crees que la ley reconoce también derechos a los edificios antiguos?

      Como bien te contesta Txema Campillo, lo que establecen esas leyes son una serie de obligaciones para las personas, no derechos para los animales o los bienes integrantes del patrimonio histórico. Y aunque, si nos ponemos a hilar fino, podemos relacionar esas obligaciones con derechos (o más bien con intereses), esos derechos e intereses siempre serán humanos. Las normas sobre maltrato animal, por ejemplo (que son muchas, no solo la que citas) se justifican por nuestra consideración ética de que no hay que causar sufrimientos innecesarios. Incluso, poniéndonos en plan cínico, podríamos considerar que también protegen nuestro “derecho” a no tener que contemplar espectáculos desagradables. Pero busques la justificación que busques, siempre acabará en derechos e intereses humanos.

  • Unos pocos no, solo dos, los mas importantes: el derecho a la vida y el derecho a la libertad. Y si tuvieran derecho a la vida actualmente llevaría a esas situaciones.

    ¿Quien pide el derecho al voto? Hombres de paja no, por favor. No existe el derecho a no ser torturado este se engloba en el derecho a la dignidad. Lo que existe para con los animales es nuestro deber de no torturarlos. Y ese deber se cumple y donde no se cumple, se denuncia.

  • @bopeal

    En primer lugar creo que estamos hablando de dos cosas distintas. Cuando se dice que no tienen derechos se manifiesta algo así como un estado legal o una situación jurídica.¿No hay ningún texto legal o administrativo que regule o recoja tal situación,tal carencia de derechos?Vale, perfecto.

    Ahora me pregunto, ¿y qué?¿qué tiene eso que ver con nuestras disposiciones éticas y nuestra cosmovisión moral?Como también podemos preguntarnos qué tiene que ver el derecho y la ley con la Justicia; con la Justicia verdadera,quiero decir.

    El post nos dice: […]seres irracionales que serían incapaces de asumir los deberes que estos conllevan. No pueden firmar un “contrato social” para adquirirlos.

    Esto es altamente peliagudo porque la racionalidad o irracionalidad en los mismos seres humanos daría para una discusión que probablemente no acabaría nunca. Por otro lado, estoy segurísimo de que todos conocemos bípedos que no asumen ni uno solo de sus deberes presumiblemente aceptados en ese contrato social, y no nos planteamos la restricción de sus derechos.
    De hecho,hay seres humanos que por circunstancias diversas, son apartados totalmente de lo que se puede considerar “racionalidad”, tales como enfermedades degenerativas o accidentes diversos;y son estas personas, justamente por su indefensión, las que más protección y amparo necesitan.

    Ahora muchos pensarán que claro,que una cosa es una persona y otra muy distinta un toro, un dogo de Burdeos o una mosca cojonera.Y es cierto.

    Pero tampoco olvidemos, (aviso, demagogia va)como más o menos señala el post, que hay quien puede decir que claro, una cosa es un blanco y otra un negro, o que no se puede comparar a un hombre con una mujer. (Incluso éstas son totalmente privadas de sus derechos por su condición de féminas en multitud de países.No tienen derechos,punto.No es Ético, no es moral, punto también.)

    No se trata de tratarlos como a seres humanos, porque no lo son, pero tratarlos con el debido respeto no les hace a ellos más animales, nos hace a nosotros más humanos, esto es así.

    Y por último no olvidemos que todo esto nace a raíz de la “polémica” sobre las corridas de toros. Y ése ya es otro cantar. Es otro cantar porque humildemente creo que no podemos comparar el matar a una vaca para la alimentación, con un espectáculo en donde un animal es torturado (sí, TORTURADO) hasta la muerte, y durante el cual sufre físicamente, sufre miedo, desorientación, amén de otras tantas cosas ante el regocijo atronador de la masa. Y ese es el punto de inflexión: la satisfacción casposa y anacrónica de ver descomponerse a un animal hasta que cae muerto. Y eso en mi pueblo se llama sadismo.

    Al final probablemente Cantó y quien firma el texto tengan razón y los animales no necesiten derechos. De lo que no tengo duda es de que nosotros necesitamos más (o mejor) educación, más civismo. Más Ética.

    • Es que defendemos lo mismo. Si escuchas a Cantó veras que dice lo que debemos proteger a los animales porque es nuestro deber. Y, ojo, que lo que ayer se debatía era la admisión a trámite o no de la ILP, no la ILP en sí.

      Y concedemos derechos por intraespecificidad, yo no firmé el contrato social al nacer pero mis padres lo asumen por mí hasta que cumplo los 18.

  • Gracias. No veas lo que me cuesta traer el debate aquí donde se puede escribir con párrafos, html…

  • Ce Ese

    Podéis definir derechos, por favor? esto para saber de qué estamos hablando. 🙂

    • Mira más abajo el segundo comentario de Fer Frías. 🙂

      • Ce Ese

        Supongo que te refieres a esto: “hemos construido un concepto (el de “derecho”) que es eminentemente humano y que por tanto aplicamos a los seres humanos.”

        Mesa es también un concepto eminentemente humano que no aplicamos a los seres humanos. Y eso NO es una definición. Yo quiero una definición.
        En base a esa definición podremos ver si tiene sentido aplicarlos sólo a los humanos o no es estrictamente necesario que se aplique sólo a los humanos. Nota: si introducimos el término “humano” en la definición estamos haciendo trampa. En otras palabras: es una característica contingente o necesaria?

        Respecto a las Tablas de la Ley: tampoco existen en el caso de los humanos, y no por ello decimos que los humanos no tengan derecho a la vida y la libertad. Respecto a la crítica del final, y de acuerdo a mi definición de derecho, el cordero no tiene derecho a la vida respecto de un lobo pero sí respecto de un humano, porque los humanos somos agentes y pacientes morales, y los animales, discapacitados, personas en coma, enajenados mentales, etc. sólo son pacientes morales. De hecho, lo normal si te matan (te quitan tu derecho a la vida) es castigar con una pena a quien lo hace, pero si es un enajenado mental no se le considera responsable de ello. No es un agente moral. Lo mismo pasaría con el lobo. El tema del piojo no lo tengo claro, y respecto al virus, no se los considera vida, así que no lo estaríamos “matando”. Y hablando en serio, obviamente hay fronteras borrosas, pero está claro que los mamíferos tienen un sistema neervioso y una capacidad de sufrir suficiente como para que sean pacientes morales (y por tanto tengan derechos). Esto no implica que otros animales no lo tengan.

        Que no os gusten las consecuencias, que os resulten incómodas, o que significasen cambios significativos en vuestro modo de vida no significa que sean absurdas. Absurdas no son. Desde mi punto de vista, de hecho, son mucho más coherentes con la moral que socialmente manejamos que ser contractualista coherente, lo que significaría quitarles los derechos a discapacitados, personas en coma, ancianos, niños etc… en resumen: que el contractualismo es un cuento que es útil aquí: pero eso no significa que sea bueno ni que sea coherente. Aún no me habéis respondido a la contradicción. Una postura con una contradicción: mal asunto.

        • Creo que ya te he respondido en Facebook: Cantó no se contradice ya que no existe una ética animal a la que atacar.

          Y si quieres, cambia virus por el plasmodius de la malaria o que es un protozoo o insectos parásitos. (y cuesta cargarselo porque sus ribosomas son como los nuestros y no podemos inhibirlos) 🙂

        • Mesa es también un concepto eminentemente humano que no aplicamos a los seres humanos. Y “xilófono”, y “estrella”, y “falacia del tercio excluso”.

          Me da la impresión de que te estás haciendo un lío, pero a lo mejor esa mesa tuya puede ser útil. Resulta que hay normas que regulan el transporte de muebles, otras que prevén sanciones por la venta de mesas defectuosas, y hasta las hay que castigan penalmente la destrucción de mesas ajenas. Y, sin embargo, no creo que nadie llegue al extremo de considerar que la mesa es sujeto de derechos y que lo que protegen esas normas es la integridad física de las mesas, ¿verdad? Los “derechos” que protegen (si nos empeñamos en seguir simplificando por ahí) son los de los proveedores y comerciantes de mesas, los de los compradores de mesas y los de los dueños de mesas. En definitiva: los bienes jurídicos protegidos por esas normas son en última instancia de las personas, no de las mesas.

          Si introducimos el término “humano” en la definición de “derecho” no es que estemos haciendo trampa, es que estamos acotando correctamente de qué estamos hablando: por definición, y desde su primera formulación, se trata de derechos humanos. No sé si habrá alguna corriente doctrinal partidaria de reconocerlos también a los animales, pero si la hay desde luego ni parece mayoritaria ni puede pretender otra cosa que redefinir el concepto. Que es, a grandes rasgos, lo que vienes a hacer tú: redefines los derechos (imagino que no todos) de manera que abarquen no solo a las personas, sino también a los animales que “tienen un sistema neervioso y una capacidad de sufrir suficiente como para que sean pacientes morales (y por tanto tengan derechos)“. Yo diría que en el fondo no estás definiendo gran cosa (al fin y al cabo vienes a decir que tienen derechos los seres que tienen derechos), pero en cualquier caso, y por muchas vueltas que le demos, esa nueva definición hoy por hoy no encaja ni en la realidad positiva de los ordenamientos jurídicos ni en ninguna de las corrientes doctrinales mayoritarias.

          Y por cierto, a mí también me gustaron mucho Hobbes y Rousseau cuando los leí, pero, aparte de que sus doctrinas tienen ya unos cuantos siglos encima, hay que recordar siempre que los modelos solo sirven para intentar aproximarse a una explicación de la realidad, pero no son la realidad.

  • Gonzalo

    Imaginaos a un humano que no cumple ninguna clase de ley. Igualmente tiene derecho a la vida (partiendo de un mínimo sentido común que es la no pena de muerte). Igualmente un animal, aunque obviamente no pueda cumplir las leyes, ha de tener el derecho a la vida.

    • Que cumplas o no los deberes que te obliga el derecho no los elimina. Si no cumples los deberes se actua en consecuencia, conculcando un derecho y si, a veces te conculcan el derecho a la vida. Si no cumples tus deberes te atienes a las consecuencias.

      Pero si no tienes deberes ya me diras tú como puedes inclumplirlos.

  • ¿Y tu perro come pienso que se hace con carne de otros animales?

  • Pingback: [BLOCKED BY STBV] Derechos animales: tu mascota no los tiene - 1/4 de ambiente | Mundo Magenta 3.0 | Scoop.it()

  • Escucha toda la intervención, sobre todo, como empieza y como termina. No se está debatiendo la ILP sino que se admita a trámite o no y el mayor argumento es el nacionalismo. Termina con un “Debatamos”