Mi balance del CONAMA10 5


¿El medio ambiente es una oportunidad de negocio? Esa es la impresión que me llevo repasando los resumenes de los chicos de  ACA, que han realizado un estupendo trabajo recopilando todas las actividades del congreso, y de las conversaciones con diversos participantes. Cuidado, se puede hacer negocio gracias al cuidado del medio ambiente pero podemos caer una instrumentalización del mismo que cambie la percepción hacia algo que no es lo más recomendable.

Se ha notado la crisis en la cantidad de stand y sobre todo en el descenso de comunidades autónomas que han acudido, no así en las salas, grupos de trabajo, actividades especiales…. que han mantenido el nivel y la afluencia.

He acudido a cuatro porque son tantas que siempre hay más de una docena celebrandose en paralelo ¿Sería posible un formato más condesando para que en las sesiones de mañana y tarde pueda haber dos bloques? Ahí lanzo la sugerencia.

El martes fui a la presentación del proyecto de descarbonización (PDF) de Vitoria(un abrazo @pixelillo). Tenían un stand en el que los visitantes colaboraban en el mantenimiento eléctrico del mismo pedaleando en una bicicleta estática con la que también podías recargar el móvil. El proyecto en sí es interesante y, sobre todo, muy ambicioso pero la puesta en escena fue muy aburrida. Números y más números con tono de voz monocorde. Destaca sobre todos los objetivos la reducción de la movilidad en vehículo privado para dejarla en un 10%. Esperaré a leerlo en negro sobre blanco para opinar más detenidamente.

Siguiendo con las presentaciones, el miercoles tocaba la de la Fundacion Renovables. Un poco decepcionado por como entraron al trapo de la FAES que envió un economista que admitió no tener ni idea de renovables pero al final todo giró en torno al déficit tarifario y a mi no me quedó claro si es provocado por las renovables o por una pésima gestión de los (OJO) cuatro últimos gobiernos. Lo que se auguraba como un proyecto de futuro terminó enfrentado por el pasado.

De la mesa sobre ciclismo urbano del jueves hablo en este post que me pidieron que escribiera los de “Muevete en bici por Madrid” y es la razón por la que este post no salió en su debido momento.

El viernes fue el día más interesante de todos ya que tocaba el grupo de trabajo en el que he colaborado activamente “Como  usar las redes sociales para actuar en medio ambiente” Se presentaron proyectos muy interesantes por parte de la Fundación Felix Rodriguez de la Fuente y de la Fundación Biodiversidad. Los de Greenpeace explicaron su campaña contra Nestlé, esa que se muestra en los cursos de marketing como ejemplo de crisis de reputación digital y luego acudieron respresentantes de dos escuelas de negocios para explicarnos, una de ellas, el ISM en la figura de Santiago Molina, que debemos participar en redes sociales profesionales tanto para buscar empleo como para aportar nuestro valor y otra, la EOI con su CM Leia Nachawati, que nos explicó como usan ellos las redes sociales con sus alumnos. Destacaron todos el valor de crear vínculos antes de comenzar los cursos. Este grupo se comenzó en Facebook y aquí está el documento (PDF) fruto de su trabajo.

Mención aparte merece Rubén García Colsa, que trabaja en ambito rural (aunque ellos prefieran llamarlo comarcal) y que realizó un gran alegato a favor de las redes libres y la ruptura de la brecha digital. En esta epoca en la que un pastor y Obama tienen las mismas oportunidades y herramientas, fallan los medios para poder aprovecharlas.

Pero personalmente, lo mejor para mí fue la desvirtualización y el networking generado despues de los miembros del grupo Natured.

Por cierto, aquí están mi fotos del CONAMA10


  • Pingback: Tweets that mention Mi balance del CONAMA10 « 1/4 de ambiente -- Topsy.com()

  • Cristina

    Venga va, que doy mi opinión antes de ponerme a hacer cosas serias.
    Para empezar, decir que me parece un congreso muy interesante y que es una oportunidad para que, aunque no se hagan cosas, al menos se hable de medio ambiente y la trayectoria y fama que tiene hacen que se hable bastante. Además, con esto de la era 2.0, este año se ha hablado más que nunca de conama, de medio ambiente y de redes sociales y creo que ese ha sido un punto muy fuerte del congreso que, sin todos vosotros/nosotros, el congreso no hubiese sido el mismo.
    Para mí, era mi tercer conama, como tú bien dices, la crisis se ha notado especialmente en los stands, he echado de menos más representación de las administraciones públicas aunque, como siempre, se echa de menos que la gente del stand, en general, no es gente que está puesta en el tema sino que son azafatas que, pobres, muchas veces no se enteran de lo que están allí exponiendo. Esto es algo que, desde siempre, ha pasado en CONAMA y qué queréis que os diga… si a mi me interesa la información que hay en un stand me gustaría que me la contase alguien que sabe de ese proyecto no alguien que se ha leído el mismo folleto que yo.
    En temas de gestión… bueno, a ratos me ha dado la sensación de que han estado un poco desorganizados, especialmente, en comparación con otros congresos.
    Por último, en cuanto a las ponencias, este año no tengo mucho que decir porque sólo asistí al GT-7 y me pareció interesantísimo pero, por temática y título de las que aparecían en el programa, no me llamaban la atención tanto como otros años (esto es muy subjetivo, quizá a otros les han encantado o que yo cada vez me estoy volviendo más selectiva). Pero crítica constructiva de ponencias a las que he asistido otros años, cuando en la charla participa alguna entidad de renombre, grande, multinacional muchas veces, se pierde la calidad científica de la exposición frente al intento de “vender” lo bien que lo hace o lo deja de hacer su empresa, me parece que, muchas veces, hay mucho corporativismo y esto no debería ser así.
    En cualquier caso, los grupos de trabajo me parecen una gran herramienta para hacer o conseguir algo siempre que los miembros del mismo se involucren.
    Pues ala, un poco desestructurada quizá pero esa es mi opinión.
    Besos Txema!

  • A mí me habría gustado poder asistir, aunque finalmente por motivos de trabajo no pude solicitar vacaciones para poder acudir este año. Por lo que contáis, parece más que interesante acudir y aprender allí (algo que ya imaginaba), aunque este año la crisis lo haya deslucido un poco.

    En cuanto a la apreciación respecto al medio ambiente como oportunidad de negocio, no puedo estar más de acuerdo contigo. Si bien es cierto que es posible generar empleo y “desarrollo” a partir del medio ambiente, este no puede (no debe) convertirse en un mero objetivo económico. Es uno de mis grandes miedos en cuanto a lo que tantas empresas, aprovechando el greenwashing o no, puedan buscar en él.

    Un saludo.

  • Pingback: La era de la estupidez « Andanzas de un Trotalomas()

  • Pingback: [BLOCKED BY STBV] CONAMA 11: un puente entre España y Río - 1/4 de ambiente1/4 de ambiente()